Perro ladrando

¿Por qué ladran los perros?

La comunicación es imprescindible para intercambiar mensajes y para convivir. Toda comunicación es bidireccional, lo que conlleva que debe de haber un comunicante y una receptor.
Los perros son buenos comunicadores, utilizan el lenguaje corporal todo el día. Comunican con el cuerpo, la cola, los movimientos, la cara, las cejas y ojos… y cuando su repertorio mímico queda corto también la voz.
En este sentido los humanos no somos muy considerados, tendemos a dar órdenes, a pedir comportamientos, y nos cuesta mucho parar a escucharlos y pensar cómo se sienten.
Ellos primero miran, identifican el lenguaje corporal y huelen, para saber el estado anímico, y luego responden. Así pues el ladrido es el ultimo recurso.

Las comunicaciones verbales d e los perros son básicamente: el gemido, el aullido, el gruñido y el ladrido.

esencia caninaEl gemido en cachorros es una llamada de socorro, una forma de pedirnos ayuda. Igual que en los bebés, lo ideal es ir a ver qué le ocurre. Como estas ejerciendo de progenitor te toca protegerlo y cuidarlo.

El aullido lo utilizan para llamarse entre miembros familiares o en épocas de celo para encontrar pareja.

El Gruñido sirve para avisar que estamos llegando al límite de lo que puede tolerar. Es un aviso para que dejemos de hacer lo que estamos haciendo, nos indica que es molesto para él. Si no hacemos caso a esta advertencia estaremos extremandolo y es más probable que las cosas acaben mal. Si el gruñido es recurrente en tu perro lo que te esta indicando es, como mínimo que su nivel de estrés es superior a lo que él puede gestionar.

Los ladridos, según la emoción que se esconde, pueden ser por: miedo, alerta, excitación, guardia, frustración o lo aprendido.
Siempre que el perro ladre quiere expresar algo, así que lo primero será mirar cual es la situación, que pide, que protege, que consigue y leer el lenguaje corporal para poder identificar lo que le está pasando.

Ladrido de alerta es para avisar de que algo está pasando. Su función es la de reunir al grupo para hacer evaluación conjunta. Los cachorros acuden a la madriguera cuando lo oyen.
El sonido es corto y agudo de una o dos repeticiones. Y el detonante puede ser avisar de un peligro, avisar de que alguien se acerca, avisar de que se ha quedado encerrado… Nos piden ayuda y debemos ayudarlos.

El ladrido por miedo en cambio es continuo y agudo, nos indica que no está seguro de lo que va a pasar. Generalmente buscan una salida de la situación. Lo mejor es proporcionarles ese espacio que necesitan para que puedan sentirse cómodos con lo que les dio reparo.

Cuando el perro esta alterado utiliza el ladrido de excitación. Este ladrido es más agudo, tirando a histérico, y puede ser debido por la llegada de alguien en casa, un lugar nuevo, ha visto a un perro… Es un ladrido por demasiada alteración y suele ir acompañado de saltos y movimientos de alegría.Ladridos por miedo

Sobretodo los perros encargados de la guardia, o los que creen que lo están, utilizan el ladrido de guardia cuando algo se acerca a su territorio. Su propósito es defender la guarida. En muchas razas este impulso está tan marcado que se vuelven muy intensos.
Los cambios de casa o ambiente pueden hacer que un perro este más alterado de lo normal y ladre más, es su forma de habituarse al nuevo sitio. Lo único que debemos hacer es demostrarle que nosotros nos encargamos de la guardia.

En perros muy estresados se da el ladrido por frustración. Son perros que padecen estrés, poco estimulados o encerrados demasiadas horas. Al no tener a su alcance la solución de lo que les pone nerviosos lo que hacen es ladrar para no volverse locos. Es un ladrido sin alma, monótono, constante y muy parecido a un lamento. Son perros que están pidiendo ayuda desesperadamente y no debemos permitir que la situación se alargue más.

El ladrido aprendido es el que se aprende según la atención y la educación que les demos. Cosas como: premiar al perro para que deje de ladrar, corregirlo cuando ladra, lanzarle la pelota para que no moleste más,.. Hacen que puedan aprender que el ladrido es una forma de que les prestemos atención. Así veras que tu perro ladra y luego te mira esperando tu respuesta.

Esperar que el perro se quede siempre callado es esperar que nunca tenga nada que decir… Sí, los perros ladran. Es su forma de expresar lo que viven y como lo viven, nosotros hablamos sin parar, así que si consideras que tu perro ladra más de lo que debería te propongo que mires que esta pasando, que quiere, que necesita, de que te está avisando, ¿se altera con facilidad? y si es así ¿va a mejorar si lo reñimos por ladrar o se va a sentir más indefenso? sea como sea pongámonos un momento en su piel y llegaremos a la conclusión de que no hablan tanto como lo hacemos nosotros.

Author Info

Júlia Guiu